¿Por qué llora mi bebé?

por que llora mi bebe

Entender por qué lloran nuestros bebés es una de las primeras inquietudes que surgen a los padres, sobre todo a los primerizos. El llanto puede tener orígenes muy diversos, y el primer paso para poder atenderlo y calmarlo es conocer la causa. En este artículo señalaremos las más frecuentes. 

Causas por las que un bebé suele llorar

Si bien el llanto de un bebé es un indicativo de algún malestar y un reclamo de ayuda paternal, veamos qué situaciones pueden desencadenar que tu bebé llore. 

Llanto por hambre

Este es uno de los motivos principales, y es que los bebés no tienen la capacidad de expresar que están hambrientos de otra manera. Una pista para identificar el motivo puede ser la última alimentación o toma de pecho: valorar si fue abundante o cuántas horas ha pasado desde entonces. 

Llanto por incomodidad 

Los bebés pueden llorar también por no estar cómodos, y aquí entran muchos factores, como por ejemplo si están mojados o debemos cambiarles el pañal o si están demasiado abrigados o con frío. En este sentido es importante saber que los bebés son muy sensibles a los cambios de temperatura, sobre todo a las frías. En cualquier caso, la manera de comprobarlo y solucionarlo es muy sencilla, y el bebé suele calmarse de manera inmediata, nada más ser atendido. 

Llanto por dentición

La aparición de los primeros dientes puede ser una etapa dolorosa y difícil para los bebés. Por fortuna, es muy fácil de identificar y existen muchos recursos y métodos para aliviarlo. Sabrás que tu bebé llora por dentición cuando se introduzca su mano u objetos para masticarlos. Además las encías se suelen hinchar y enrojecer, babean mucho más de lo habitual y pueden tener menos hambre de lo habitual. 

Para aliviarlo, puedes adquirir en una farmacia guantes de silicona especiales para masajear suavemente sus encías. 

Llanto por estreñimiento 

El estreñimiento es también habitual en bebés y debemos prestar atención a la frecuencia con la que hacen caca, así como al estado de sus heces por si hay algún cambio o anomalía. De ser así, es recomendable consultarlo con su pediatra. 

Estos son algunos de los motivos principales por lo que un bebé puede llorar y reclamar nuestra atención. Durante la crianza del primer hijo es habitual tener ciertas inseguridades, pero con el paso de unos meses y la experiencia se van interpretando correctamente este tipo de signos y necesidades.

Share

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *