Viajar con bebés y niños pequeños

Hemos estado trabajando en una guía muy útil para padres que se decidan a viajar con bebés. Este es todo el conocimiento que hemos acumulado viajando con nuestros hijos durante los años que llevamos de paternidad y maternidad.

Hemos tenido que lidiar con enfermedades en el camino, jet lag, reventones, vuelos perdidos… Y todo ha ido bien (perfecto no, pero hemos disfrutado mucho). Después de más de cuatro años viajando con bebés podemos aseverar con total honestidad que vale la pena y es totalmente factible. Sí, es más difícil. Por supuesto que es más difícil que viajar sin un bebé, pero no es tan complicado si sabes algunos trucos.

Ten una actitud relajada, lo que pasa, pasa. Ningún vuelo ha durado para siempre, tampoco hay llanto, ni frío, ni jet lag que dure toda un vida. Si eres el tipo de persona que se asustaría, agotaría o, simplemente, no disfrutaría en general de una noche de mal sueño o de los inconvenientes de la carretera, entonces tal vez no sea para ti esta guía para viajar con bebés.

Pero si estás leyendo esto, supongo que valoras el viaje, y en ese caso, vale la pena lanzarse a la aventura. A los bebés les encanta ver pasar el mundo, y los nuestros siempre les ha gustado estar en movimiento y conocer gente nueva. Toma nota de los consejos y experiencias, lista de equipaje y un millón de cosas más. Ten en cuenta que lo que funcionó para nosotros no funcionará para todos, pero asume estas recomendaciones con sentido común y aplicando a vuestra situación si lo véis conveniente.

Recomendaciones para viajar con bebés y niños pequeños

Te damos los mejores consejos que más nos han ayudado a la hora de planificar y llevar a cabo un viaje con bebés. No van a funcionar en todos los casos pero seguro que muchos os sirven de inspiración para vuestro caso y podréis disfrutar de la aventura evitando algunos problemas típicos en los viajes con niños pequeños.

Cesta moisés para vuelos de larga distancia y asiento delantero (pasillo) en corta distancia

Cesta moisés para vuelos de larga distancia y asiento delantero (pasillo) en corta distancia
Moisés para el avión

Este es el número uno por una razón, principalmente la parte del moisés. Sobrevivirás en cualquier asiento de un vuelo corto, aunque es preferible que sea pasillo para levantarse o cambiar al bebé. En la mayoría de los vuelos internacionales hay cunas para bebés que se sujetan a los mamparos.

En función de la aerolínea, el método de asignación de cunas suele ser por orden de llegada. Os recomendamos que os anticipéis y vayáis con tiempo para que no os quedéis al final de la cola. Si tienes suerte y no hay otros bebés, tendrás seguro tu cuna moisés para vuelos largos, aunque en los vuelos de corta distancia se puede llevar también la sillita de coche (maxicosi) portátil. Puedes intentar llamar para reservar pero no te aseguramos que dejen hacer reservas para este tipo de accesorios.

También merece la pena investigar la disposición de los asientos más cercanos al moisés para reservarlos. Normalmente no puedes reservar los asientos reales porque están reservados para personas con bebés, ¡como tú! Hemos logrado poner el moisés en todos los vuelos internacionales de largo recorrido (y ha habido muchos). Aparecer temprano nos ha ayudado mucho, la verdad. Y siempre llama antes para ver si puedes reservarlo o al menos hacer una petición.

¿A partir de qué edad puede viajar un bebé?

¿Con qué edad puede viajar un bebé?
Edad de un bebé para viajar

Las aerolíneas tienen diferentes políticas. Algunas exigen que el bebé tenga al menos dos días de vida, otras al menos dos semanas. Los médicos recomiendan esperar hasta que el sistema inmunológico del bebé esté más desarrollado antes de volar, normalmente al menos un mes, aunque la mayoría recomiendan entre 3 y 6 meses. No volamos con ninguno de nuestros hijos hasta que tuvieron al menos 3 meses, pero antes de eso hicimos viajes en coche a diferentes destinos que fueron estupendamente.

Fue agradable coger experiencia en esos pocos viajes por carretera antes de volar. Nuestro primer vuelo con bebés fue nacional, y más tarde nos decidimos a viajar por Europa con distancias un poco más largas. El gran examen fue con el primer vuelo transatlántico cuando fuimos a Nueva York.

Equipaje del bebé: lo justo y necesario

Equipaje del bebé: lo justo y necesario
Equipaje del bebé

Una de las cosas que debes tener claras es que no te puedes llevar la casa a cuestas de viaje. Hay que ir ligeros y, para ello, debes saber qué cosas llevar y qué cosas no son necesarias para tu bebé.

No hay nada más agotador que cargar con un montón de bártulos que no necesitas, haciendo y deshaciendo la maleta constantemente. Especialmente si vas a hacer cosas como coger un tren o moverte mucho. Piensa en tus necesidades de movilidad y elige en consecuencia, es decir, si vas a un destino y tienes un coche de puerta a puerta puede que tenga sentido que lleves una maleta grande pero si no es así, te recomendamos que viajes ligero.

Nosotros a la hora de elegir qué llevamos a nuestro viaje con bebés, lo hacemos siempre aplicando sentido común. Los bebés no necesitan tantas cosas como creemos más allá de pañales, comer, cariño de sus padres y dormir en un lugar seguro. Todo lo demás suele ser extra y no vital, pero te vamos a detallar qué deberías llevar que nos ha resultado de utilidad.

ARTÍCULODETALLES
Pañales desechablesAl menos 7 por día.
Toallitas húmedasVarios packs.
Mochila portabebésCómodo y ajustable.
Ropa extraUn bebé se ensucia con mucha facilidad. Tanto al comer como si se sale algo del pañal.
CabestrilloMuy útil como complemento al portabebés o para reforzar su seguridad.
JuguetesLlévate cosas pequeñas y útiles que distraigan al bebé. Mordedor con formas de animal o sonajeros son muy socorridos.
Una mantaSiempre útil, sobre todo para el avión. Pero en cualquier caso, si refresca viene bien tener a mano una manta.
Chupete y chupeteroRecomendamos llevar varios chupetes de repuesto de la edad concreta por si se pierden.
Cambiador portátil/usar y tirarEn muchos sitios hay cambiadores para bebés, pero no siempre están todo lo limpio que te gustaría. Nosotros siempre llevamos cambiadores para salir de casa.
Desinfectantes de manosTras todo lo sucedido con el coronavirus, llevar un gel desinfectante es vital.
Carrito con ‘maxicosi’Si llevas carrito, que sea con maxicosi para poder utilizarlo como sillita de coche.

Además, te recomendamos que amplies la lista con estas pocas recomendaciones para que viajar con bebés sea siempre un éxito. Como verás, no son muchas cosas y nos dejamos bastantes artículos que utilizamos en el día a día pero recuerda lo que hemos dicho, con pañales, comida, cariño y dormir los bebés están cubiertos.

ARTÍCULODETALLE
Crema solarFundamental si va a estar expuesto. Protección 50 es lo recomendado.
Sacaleches eléctrico/manualTe permitirá poder regular tu lactancia y gestionar mejor los tiempos de las tomas.
Suministros médicosVendas, termómetro, crema para pañales, Tylenol para la fiebre si lo usa, fécula de maíz (en lugar de talco para bebés.
Ropa de bebé (VER OFERTAS)Pijamas, trajes, gorros, baberos, zapatos, suéteres y chaquetas si hace frío.
Saquito para el bebéMás útil que una manta para dormir. Evita que se quite la protección con patadas y siempre estará tapado.

Haz la maleta sin pensar en los ‘y si…’

Es un poco redundante con respecto a lo que hemos dicho antes pero es necesario que quede claro. Si haces la maleta pensando en todas las posibilidades que pueden darse en un viaje, tu maleta será enorme. Por eso, no pienses en el ‘y si…’ porque con la lista de cosas que te hemos detallado anteriormente puedes viajar con bebés tranquilamente a cualquier destino.

En el caso de que necesites realmente cualquier artículo para tú bebé o incluso para ti, siempre podrás comprarlo en tu destino. Sin ser cosas realmente caras o importantes, los complementos no deberían ser un problema tanto para encontrarlos como para comprarlos en el destino al que viajes.

La lactancia materna te ahorrará tiempo y dinero

Alimentación durante la lactancia: ¿qué comer si eres madre lactante?
Lactancia materna durantes los viajes

La lactancia materna entra dentro de las ventajas de viajar ligero. No tener que llevar potitos, leche en polvo, fruta es toda una suerte ya que reduces bastante tu equipaje. Para ello, puedes complementar la gestión de la lactancia con algún sacaleches manual o eléctrico que te permitirá organizar las tomas de una forma más eficiente.

De manera adicional, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro artículo sobre cómo conservar la leche materna (congelar y descongelar) para que no pierda calidad. Es importante que conozcas las mejores prácticas para que la alimentación de tu bebé no pierda propiedades.

En el caso de que ya esté con la alimentación mixta, también podrás aprovechar la leche materna para reducir en parte tu equipaje. La comida complementaria la puedes adquirir en el destino al que viajes, aunque siempre ten algo para casos de necesidad por si no encontrarás el tipo de fruta o potitos que está tomando tu bebé.

No te preocupes por dar el pecho en lugares públicos. En cualquier lugar del mundo se utiliza este método de alimentación en recién nacidos y bebés, pero si pese a ello te sigue dando apuro, siempre puedes llevar un cubre lactancia que te tapará y permitirá ver al bebé.

Pide una cuna en tu alojamiento

Pide una cuna en tu alojamiento
Cuna en el alojamiento

Parece obvio pero es bueno que pidas con cierta antelación la cuna o minicuna para tu bebé. Es posible que cuando llegues haya cunas de sobre y que no necesites anticiparte, pero basta que estén con alta ocupación para que se genere un problema innecesario. El sueño de tu bebé es importante y su ‘cama’ es parte fundamental para que todo vaya correctamente.

Si no quieres arriesgar y ves que tienes espacio (y ganas), siempre puedes llevar tu propia minicuna o cuna de viaje. No suelen ocupar mucho y suelen ser muy fáciles de montar, pero lo vemos como una opción alternativa y menos práctica que solicitar una cuna en tu alojamiento.

Los bebés también necesitan pasaporte para viajar

Los bebés también necesitan pasaporte
Pasaporte para tu bebé

Asegúrate de comenzar el proceso de expedición del pasaporte mucho antes de tu viaje si vas a ir al extranjero ya que te puede llevar un tiempo. Además, en el caso de que no llegue a tiempo, no podrás viajar y eso sí que es un problema. Lo más seguro que debas cancelar el viaje a no ser que puedas dejarle con algún familiar, aunque siendo tan pequeño es una opción complicada siendo tan precipitado.

Además, mira siempre la fecha de caducidad de los documentos de identidad ya que deben estar actualizados y no se puede viajar ni con el DNI ni pasaporte caducados.

Si con estos consejos aún sigues teniendo problemas a lo hora de viajar con bebés, te agradeceríamos que nos los contaras. Seguro que ayudas a otras mamás y papás a poder organizar y planificar mejor sus viajes en familia y lo más valioso es la experiencia personal.

¿Te ha parecido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *