Guía para conservar la leche materna: guardar, congelar y descongelar

La lactancia materna es una de las cosas más bonitas que puede haber tras el embarazo. El vínculo que se crear entre la madre y el bebé es único, cimentando su relación, ayudando a su alimentación y desarrollo así como transmitiendo las defensas de madre a hijo.

Para poder llevar lo mejor posible todo el tema de la lactancia, es importante conocer cómo conservar la leche materna y sus procesos más importantes: guardar, congelar y descongelar. Para poder consumir la leche es importante contar con biberones de calidad y hacer uso de esterilizadores eléctricos que eliminen las bacterias.

Para ello vamos a explicar cuáles son las mejores prácticas para mantener de la mejor forma posible la calidad de la leche una vez hay sido extraída. Estas recomendaciones te ayudarán a no tirar leche materna por pérdida de propiedades o porque se haya estropeado.

¿Cómo conservar la leche materna correctamente?

Guía para conservar la leche materna

Siguiendo las técnicas de almacenamiento y preparación recomendadas, las madres lactantes y las personas que cuidan de los lactantes y los niños amamantados pueden mantener la seguridad y la calidad de la leche materna extraída para la salud del bebé. A la hora de extraer la leche, es muy común hacer uso de sacaleches eléctricos o manuales que ayudan a vaciar el pecho de manera más constante y regular.

Estas son las directrices generales para el almacenamiento de la leche humana a diferentes temperaturas. Diversos factores (volumen de la leche, temperatura ambiente cuando se extrae la leche, fluctuaciones de temperatura en el refrigerador y el congelador, y limpieza del ambiente) pueden afectar el tiempo que la leche humana puede almacenarse de forma segura.

Almacenamiento seguro de la leche materna extraída

Antes de extraer o manipular la leche materna

  • Lavado de manos. Lávate bien las manos con agua y jabón. Si no hay agua y jabón, utiliza un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos un 60% de alcohol.
  • Las madres pueden extraer la leche materna a mano o con un sacaleches manual o eléctrico.
  • Si utilizas un sacaleches, inspecciona el equipo y los tubos de la bomba para asegurarte de que están limpios. Desecha y reemplaza los tubos que presenten cualquier indicio de moho.
  • Si utilizas un kit de extracción compartido, limpia los discos de la bomba, el interruptor de encendido y la encimera con un paño desinfectante.

Almacenamiento de la leche materna después de extraerla

  • Utiliza bolsas de almacenamiento de leche materna o recipientes limpios de calidad alimentaria con tapas herméticas de vidrio o plástico para almacenar la leche materna extraída.
  • Evita los biberones con el símbolo de reciclaje número 7, que indica que el recipiente puede estar hecho de un plástico que contiene BPA.
  • Nunca almacenes la leche materna en bolsas de plástico o forros de biberón desechables que no estén destinados a almacenar leche materna.

La leche recién extraída o bombeada puede almacenarse:

  • A temperatura ambiente (25ºC o más fría) hasta 4 horas.
  • En el refrigerador hasta 4 días.
  • En el congelador alrededor de 6 meses es lo mejor; hasta 12 meses es aceptable. Aunque la congelación mantiene los alimentos seguros casi indefinidamente, es importante tener en cuenta los tiempos de almacenamiento recomendados para obtener la mejor calidad.

Consejos de almacenamiento

  • Etiqueta con la fecha de extracción de la lecha materna.
  • No guardes la leche materna en la puerta del refrigerador o del congelador. Esto ayudará a proteger la leche materna de los cambios de temperatura al abrir y cerrar la puerta.
  • Si crees que no vas a utilizar la leche materna recién extraída en un plazo de 4 días, congélala inmediatamente. Esto ayudará a proteger la calidad de la leche materna.
  • Congela la leche materna en pequeñas cantidades de 60 o 120 ml (o la cantidad que se ofrecerá en una sola toma) para evitar el desperdicio de leche materna que podría no terminarse.
  • Cuando congeles la leche materna, deja entre 2 y 3 cm en la parte superior del recipiente. La leche materna se expande a medida que se congela y se romperá si no dejas espacio.
  • Si vas a entregar la leche materna a la responsable de la guardería, etiqueta claramente el recipiente con el nombre del niño y habla sobre los requisitos que puedan tener para etiquetar y almacenar la leche materna.
  • La leche materna puede almacenarse en una bolsa de refrigeración aislada con paquetes de hielo congelado durante un máximo de 24 horas cuando viajes*. Una vez que llegues a tu destino, la leche debe usarse de inmediato, almacenarse en el refrigerador o congelarse.

*Este último punto también lo tratamos en nuestro artículo sobre cómo viajar con bebés de una manera segura.

Descongelación segura de la leche materna

  • Siempre descongela primero la leche materna más antigua, la que antes hayas guardado. Recuerda que la primera bolsa en entrar debería ser la primera en salir ya que la calidad de la leche materna pueder verse afectada con el paso del tiempo.

Hay varias maneras de descongelar la leche materna:

  • En el refrigerador durante la noche.
  • Colóquela en un recipiente con agua tibia o templada.
  • Bajo el agua corriente tibia.

Nunca descongeles o calientes la leche materna en el microondas. El microondas puede destruir los nutrientes de la leche materna y crear puntos calientes, que pueden quemar la boca del bebé.

  • Usa la leche materna dentro de las 24 horas siguientes a su descongelación en el refrigerador (desde el momento en que deja de estar completamente descongelada, no desde el momento en que la se sacó del congelador).
  • Una vez que la leche materna se lleva a temperatura ambiente o se calienta después de guardarla en el refrigerador o el congelador, debe usarse dentro de las 2 horas siguientes.
  • Nunca vuelvas a congelar la leche materna una vez descongelada.

Toma con leche materna extraída

  • La leche materna no necesita ser calentada. Se puede servir a temperatura ambiente o fría.

Si decides calentar la leche materna, aquí tiene algunos consejos:

  • Mantén el recipiente sellado mientras se calienta.
  • Calienta la leche materna colocando el recipiente con la leche materna en un recipiente o una olla de agua tibia durante unos minutos o haciendo correr agua del grifo tibia (no caliente) sobre el recipiente por unos minutos.
  • No calientes la leche materna directamente en el fuego o en un microondas.
  • Comprueba la temperatura de la leche materna antes de dársela al bebé poniéndose unas gotas en la muñeca. Debería estar caliente, no caliente.

Gira la leche materna para que se mezcle con la grasa, que puede haberse separado en el proceso.

  • Si el bebé no se ha terminado el biberón, la leche materna sobrante se puede seguir usando dentro de las dos horas siguientes a la finalización de la alimentación del bebé. Después de 2 horas, la leche materna sobrante debe ser desechada.

Limpieza segura de artículos de alimentación infantil y sacaleches

Limpiar, desinfectar y almacenar cuidadosamente el equipo del extractor, los biberones y otros artículos para la alimentación ayudará a proteger la leche materna de la contaminación. Los sacaleches manuales y électricos tienen una guía sobre cómo limpiar y almacenar de forma segura el equipo del extractor y los artículos para la alimentación del bebé.

Te recomendamos que no descuides la higiene y limpieza de todos los utensilios relativos a la extración, almacenamiento y conservación de la leche materna. Es clave en todo el proceso así como los consejos sobre cómo guardar, congelar y descongelar.

Además de la experiencia personal, hemos querido completar la información sobre este tema con los contenidos de la AEPED. De igual manera que ya hicimos con el artículo sobre qué se debería comer durante la lactancia y otros sobre bebés.

¿Te ha parecido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *