Padres influencia a sus hijos

#1 Bienestar emocional de sus hijos

Estudios por todo el mundo han demostrado que los padres que participan ACTIVAMENTE en la vida de sus hijos tienen un gran impacto positivo en su desarrollo cognitivo y social. ¿Suena bien no?

Los niños que vienen de familias donde hay más cariño y apoyo tienen una mayor autoestima, mayor sentimiento de satisfacción en la vida y también tienen una mejor capacidad para afrontar las enfermedades del Siglo XXI como son el estrés y la depresión.

Los padres ofrecen seguridad y los niños, e incluso en edades más adultas, a menudo recurren a ellos para establecer reglas y hacerlas cumplir.

#2 Su lado más “bruto” también aporta beneficios

Las madres se centran principalmente en el bienestar y la seguridad de sus hijos. Animan a sus hijos a jugar con seguridad y rara vez los empuja a asumir nuevos riesgos. La historia es diferente con los papás.

Los padres suelen ser más duros o “brutos” con sus hijos desde una edad temprana (que no recién nacidos). Puede parecer arriesgado, pero tiene una serie de beneficios entre los que se incluyen aumentar la condición física de los niños, hacerlos más inteligentes y aumentar su inteligencia emocional. Observar los movimientos del padre, entender tu lenguaje corporal… Los bebés están aprendiendo a tomar riesgos de forma controlada, una habilidad que les servirá más adelante en la vida.

#3 Los padres influyen en las relaciones de sus hijos

La relación de un padre con sus hijos establece el estándar para sus relaciones con las demás personas. Mientras tanto, la personalidad de los hijos se define en función de lo que han visto y aprendido de sus padres.

Buscan la aprobación de sus padres desde una edad temprana y entender cómo deben comportarse. Si el padre es amoroso, cariñoso y respetuoso con otros, es probable que el hijo termine de la misma manera. Por desgracia, lo opuesto también es cierto y si el padre está ausente, el hijo buscará en otras figuras masculinas pistas sobre cómo comportarse.

Las hijas, por otro lado, dependen de sus padres para obtener apoyo emocional y seguridad. Para una hija, la relación con su padre sirve como base de cómo la niña se relacionará con otros hombres en su vida. Ya sea consciente o no, las hijas buscarán hombres que tengan las mismas cualidades y características que sus padres. Esos rasgos son con lo que están familiarizados, por lo que se sienten cómodos manejando lo mismo en sus relaciones futuras.

#4 Papel clave en la protección de los niños frente a la delincuencia

Las diferentes investigaciones han demostrado que existe un vínculo entre los padres y el comportamiento delictivo en los niños.

Múltiple los estudios han demostrado que la participación paterna está correlacionada con una menor incidencia de delincuencia adolescente especialmente cuando se trata de algunos de los factores de riesgo que enfrentan los adolescentes, como absentismo escolar, fumar, alcohol y drogas. Aquí, lógicamente, no hablamos de bebés, sino de adolescentes.

Además, la participación de un padre en la vida de sus hijos tiene el doble de influencia que una madre cuando se trata de reducir el sexo adolescente y la actividad sexual temprana en adolescentes.

Cuanto más involucrado esté un padre en la vida de su hijo adolescente mayor será su influencia. ¿Por qué? Porque las madres están pegados a sus hijos desde que nacen, y esa tendencia a influenciar tiende a disminuir con el paso de los años.

Además, los investigadores descubrieron que cuanto más atento es un padre, más sabe de las amistades y círculos de sus hijos, y como todos sabemos, “las juntas”, que se dice en Andalucía, es clave para el futuro personal y profesional de nuestros hijos.

#5 Los padres involucrados en los estudios de sus hijos conducen a un mejor rendimiento académico

Otro descubrimiento sorprendente es que cuando los padres toman un papel activo en la educación de sus hijos, los niños tienden a rendir mejor, aprender más e incluso tener mayor facilidad en el aprendizaje. También tienden a tener mejores habilidades verbales.

Hay varias maneras de participar en la educación de sus hijos:

  • Puede leerles desde una edad temprana, desde que son bebés.
  • Una vez crecen y van a la guardería/colegio interesarse en lo que están estudiando y aprendiendo
  • Por supuesto, ayudar con la tarea y también estar pendiente de sus notas, para ver su evolución.

¿Te has quedado con ganas de más? Puedes echar un ojo a este vídeo donde profundizan en la influencia de los padres en los hijos:

José, Miguel, Manu, Victor, Alfredo, Ramón, Javi… ¿creéis que no influenciáis a vuestros hij@s? Como habéis leído, la figura paterna es crucial en la vida de vuestros hijos e hijas, así que… ¡a ponerse las pilas!

Si estás buscando información útil para tu bebé, no te puedes ir sin conocer los siguientes artículos: artículo de una psicoterapeuta en El Mundo, Estudio de la Universidad de Jerusalén.

Si por el contrario buscas más información y estudios que reafirmen estas teorías no te puedes perder:

¿Te ha parecido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy